jueves, 15 de junio de 2017

No hagas despertar al amor hasta que quiera.

Crecer en un mundo como este, lleno de novelas, películas, series de televisión,  historias románticas nubla el significado del Amor.

Dios es Amor. (1 Juan 4:8) 

Si alguien busca la verdadera definición del amor esa es. Dios es Amor. Lo demás es romance…y probablemente sea hevel (humo en hebreo) algo que se esfuma. Hay tres pasajes que sé, van juntos en todo esto; voy a intentar desglosarlo en esta entrada.

  1. Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, Por los corzos y por las ciervas del campo, Que no despertéis ni hagáis velar al amor, Hasta que quiera. (Cantares 2:7)
  2. El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (1 Corintios 13:4-7)
  3. Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Mateo 22:37-39)



1 Corintios 13, se utiliza siempre para definir casi casi los votos de una pareja. Yo siempre he dicho que el Amor es poco probable que se pueda entender viendo una pareja. Es raro ver realmente una acorde a lo que Dios pide. Siempre he dicho que se parece más al amor de una madre por un hijo, pero como pocos tenemos hijos pues tampoco lo sabemos muy bien. 

Lo que sí he llegado a entender (GaD) es que este versículo no se refiere al amor de pareja sino a la respuesta que nosotros deberíamos entregarle a Dios referente a su amor.

Jesús rectificó que éste era el mandamiento número uno, es decir no fuimos llamados a hacer ninguna otra cosa más que ésta:

 “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.” Mateo 22:37
La palabra griega usada en este evangelio para esto es  Ἀγαπήσεις (Agapēseis). Existen 4 palabras en griego para referirse al amor: Eros, Agape, Phileo & Storge.[1]  

El “agape” está definido como: “deleitarse en aquello que es objeto de; valorarlo sobre todas las cosas y al mismo tiempo no estar dispuesto a abandonarlo o seguir sin él”. Esto es lo que Dios siente por nosotros, y esta debería ser también nuestra respuesta a ese amor.

Así que cuando la gente agarra este versículo y lee: “Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” y se imagina a su esposo, novio o a su prójimo…se nos vuela la cabeza porque no entendemos porque deberíamos cumplir eso sabiendo que es una locura: “Todo lo sufre” entonces si mi esposo me pega ¿tengo que sufrir eso porque “lo amo”? ¿Tengo que amarlo además porque es mi prójimo? Y empiezan los problemas. ¿Acaso Dios se equivocó? ¿Acaso nos está pidiendo una locura, un imposible? Dios no se equivoca, los que se equivocan somos siempre nosotros. Lo que está mal aquí, es el orden.

  • Sí debemos amar al prójimo. (Mateo 22:37-39)
  • Sí debemos sufrir el agravio. (1 Corintios 6:7)
  • Sí debemos amarnos y respetarnos. (1 Corintios 3:16)



Pero no en ese orden. El orden no es amar primero al prójimo, luego a ti mismo y luego algún día cuando conozcas más de Dios, o cuando estés en el cielo amar a Dios. ¡NO! Primero es Amar a Dios. Corintios 13 se refiere a cómo debería ser nuestro amor por Jesús; cómo DEBERÍA ser nuestra respuesta hacia su amor. Si lo amamos entonces esperamos en Él, le creemos, soportamos la prueba, la disciplina y sufrimos la persecución con gozo. Al hacer esto hacia Él, lo cumplirás también con el prójimo puesto que cada promesa que le crees al hacerla tuya, te hace cumplir también sus mandamientos.

Tomemos por ejemplo el primer mandamiento con promesa: honra a tu padre y a tu madre, para que te vaya bien. Le crees a su promesa –el amor todo lo cree- y al creerle tu corazón dice: "vale la pena obedecerlo" y sin querer empiezas a honrar a tu padre y a tu madre. Independientemente del tipo de personas que sean y de lo que te hayan hecho porque sabes que de Él recibirás la recompensa. (Colosenses 3.23)

Primero a Dios, luego a ti y de ahí por consecuencia amarás a tu prójimo como se debe...si lo intentas al revés pues te desgarras porque las personas siempre nos vamos a fallar unas a otras puesto que no somos perfectos y estamos llenos de heridas, traumas y “torceduras”.  Además si tomas este orden estarías amando a otros antes que a Dios y eso tiene nombre y es grave: Idolatría.

Pues bien, si uno no ha aprendido a amar a Dios no ha aprendido a recibir el amor de Dios y simplemente es incapaz de amar a otro. Esto es lo que significa no hagas despertar al amor hasta que quiera. Parafraseando: 

No te involucres sentimentalmente  -mucho menos sexualmente- con alguien, si no estás listo para amarlo. Es decir, si no estás listo para perdonarlo, para soportarlo, para apoyarlo, para buscar todo el tiempo el bien del otro y nunca el tuyo, para gozarte en sus logros en lugar de envidiarlos, para verlo a él/ella en lugar de a ti mismo,  para ser ayuda, compañía, soporte, complemento. Si lo que tú estás buscando al involucrarte con alguien (despertando al amor, las 4 formas) es que llenen tus necesidades lo más probable es que no vaya a funcionar. Terminarás debiéndote a ti mismo, en números rojos, exponiéndote a la desilusión y ruina total INVARIABLEMENTE.   Sólo amando a Dios primero se llenan tus vacíos, y te vuelve capaz de amar. Primero en tu casa, tu familia, si no amas a tu hermano, padre, madre...¿Cómo vas a amar a un completo desconocido?

No hagas despertar el amor hasta que quiera, hasta que el Amor/Dios te de la aprobación sobre tu "capacidad" de amar, por así decirlo. Cuando estés listo, Él mismo te traerá o te llevará a la persona que ya también está lista para amarte. Puede que te adelantes y sea la persona pero tú no estés listo, puede que si te agarras de la mano de Dios salgan a flote y salve su unión, pero una cosa es segura: si despiertas al amor antes de que quiera, la vas a pasar PÉSIMO. Revisemos nuestras relaciones pasadas y vean lo que digo; sabemos que es cierto.

Por lo menos en mi caso lo es y Dios tuvo grande misericordia al mostrarme todo esto para que sepa que Él está trabajando en mí ahora para dejarme lista para la persona que Él tiene para mí y al mismo tiempo revelarme todo esto para que ore también por esa persona.

El matrimonio y el amor de pareja replican el modelo Jesús-iglesia en muchas formas. Así que si Dios te permite casarte no es para que “te la pases bien” nada más; es una forma de glorificar su nombre puesto que los esposos deben parecerse a Jesús en todo y las esposas a la iglesia que él escogió como su novia respondiendo al amor sacrificial que Él mostró.

Esposos:se dio a sí mismo por ella, para santificarla” Efesios 5:25
Esposas:una iglesia en toda su gloria, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa e inmaculada.” Efesios 5:27

 De esto se trata la vida: de Jesús, su amor y su vida abundante.

Juan 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

jueves, 2 de marzo de 2017

Renunciar...

Hay una táctica del enemigo que es muy eficaz: EL MIEDO. El miedo es natural, es la reacción natural ante lo desconocido, ante la incertidumbre: "que hacer si ya no tengo algo?" "si estoy sólo?" si..., si..., pero la palabra de Dios es muy clara:
18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 1 Juan 4:18


Si comprendemos su amor y creemos en él, nos hace entender que todo lo que nos pide hacer es para nuestro bien, y nos quita el temor porque sabemos que no importa lo que esto sea, estará bien, pues es mandado por Dios y Dios sólo quiere nuestro bienestar porque Dios es bueno y lo único que de Él emana es el BIEN.


Por eso Dios nos hace renunciar a cosas, no es que sea un requisito arbitrario para servirle. Es indispensable que no tengamos miedo para poder servirle. Cuando nos aferramos a algo o a alguien va a ser inevitable que temamos perderlo. Y aún así vamos a perderlo, precisamente por este aferrarse. Y si queremos de corazón servirle al Señor eso mismo va a estorbarnos. ¿Por qué? porque al temer perderlo vamos a entregar todas nuestras fuerzas, tiempo, acciones, todo nuestro ser puesto ahí... y de todas formas vamos a perderlo. Es decir, fríamente: desperdicio de recursos en algo que no aprovecha. Ahora entiendo también este versículo:

39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará. Mateo 10:39

Cuando tú llegas a decir: "Lo logré, mira Dios sin manos" como cuando le decías al adulto que te enseñó a andar en bici...pero le dices "Lo logré Dios, y sin ti, con mis decisiones y mis fuerzas", temo decirte que te estás engañando y en cualquier momento esa casa edificada en arena...se la va a llevar hasta el viento más ligero..."El que halla su vida": "Lo logré sin ti Dios! conseguí lo que quería"...la perderá. Pero el que "pierde su vida por causa de mí", si le dices "mira Dios esta persona/sueño es mi VIDA...no quiero perderlo, todo mi corazón está puesto ahí, quiero obtenerlo...pero aquí está...te lo entrego hazlo como tu dices, enséñame tu forma de hacerlo" entonces la hallarás y tal vez no en la forma que esperabas, pero no vas a perder lo más vital....y todo como siempre, es sólo para tu bien, para que no te rompan el corazón, para tener libertad, sanidad, paz, esperanza, porque de lo contrario, cuando ese vientecillo venga y tire tu "casa" te vas a llenar de dolor, tristeza, amargura, enojo, odio, rencor...y va a contaminar tu corazón de modo que las decisiones que tomes de ahí en adelante sean aún peor llevándote a la misma muerte, ya sea natural o espiritual...perderás tu vida.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Josué [Cont] Cap. 9 La astucia de los Gabaonitas: El pecado me robó

La vida Cristiana es la cosa más complicada del universo. Cuando uno andaba pecando por el mundo sin conocer a Cristo, tenía problemas pero no los visualizaba de la manera correcta. Pensábamos que teníamos los problemas normales de la gente. Hoy yo sé que tenía un velo enorme frente a mis ojos. Sobre todo por la parte del pecado. El pecado que uno no cree que afecta, ese que uno no cree que es pecado. Del que te ríes porque no le ves consecuencias y por lo tanto no PUEDES arrepentirte. Sin embargo cuando habitas a los pies de la luz, de la verdad, del Maestro puedes ver la verdad. De eso se trata este post y si no había escrito ya en el blog es porque me parece que me detuve en el valle (la prueba) y me distraje de todo lo que se me había mandado ... pero he regresado. Gracias a Dios.

Los 7 Espíritus malignos

Este post sigue la línea del libro de Josué. En este capítulo 9 se nos habla de la astucia de los Gabaonitas. A lo largo de estos 9 meses de ausencia pero de vivir en el horno de fuego he aprendido o el Señor ha tenido a bien madurar mi espíritu y mi conocimiento sobre Él. Dios ha puesto a mucha gente en mi vida en este tiempo a los cuales les he aprendido muchísimo. Principalmente he aprendido que todo lo de la Biblia además de  ser verídico es una sombra de lo espiritual por eso es una fuente inagotable de sabiduría y al mismo tiempo viva, que se va adaptando a tu crecimiento espiritual individual. Así que los pueblos derrotados en el pasado por Israel no son solo pueblos, e Israel no son sólo los judíos...y la idolatría de Israel hacia Baal no sólo es eso... y por lo tanto los gabaonitas no sólo son "los gabaonitas"...

Deuteronomio 7:1-2 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Advertencias contra la idolatría de Canaán (Ex. 34.11-17)
7  Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra en la cual entrarás para tomarla, y haya echado de delante de ti a muchas naciones, al heteo, al gergeseo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, siete naciones mayores y más poderosas que tú,
2 y Jehová tu Dios las haya entregado delante de ti, y las hayas derrotado, las destruirás del todo; no harás con ellas alianza, ni tendrás de ellas misericordia.

Alianza: Pacto o unión entre personas, grupos sociales o estados para lograr un fin común.


Para lograr un fin común. En el caso del pecado, el fin común es nuestra felicidad, hacemos alianza con él porque pensamos que trabaja para nosotro sy nuestra felicidad, pero esto es un engaño. Todos los pueblos que Jehová mandó a destruir adoraban o servían a otros dioses. Servir a otros dioses es estar entregado al pecado, porque sólo Dios, YHWH, el Padre de Jesús es el único Dios verdadero y como tal es el único del que puede emanar lo bueno. Todo lo demás es maldad. Pecado. Mentira. Por eso Dios mandó no sólo destruirlo sino no hacer alianza con ellos. O en otras palabras no hacer alianza con tu pecado. Veamos que tipos de pecado llegar a querer formar alianzas con nosotros y nosotros los dejamos y terminan causandonos batallas extras y molestias que podríamos habernos ahorrado, están representados por esto 7 malos espíritus:


Nombre
Significado
Efectos
Heteos
Hijos del terror
Tormentos subliminales, fobias, terrores, pensamientos suicidas, depresión.
Gergeseos
Los habitantes de arcilla
Enfoque terrenal, incredulidad.
Amorreos
Gente de Montaña
Vanagloria, vanidad, deseo exagerado de reconocimiento y alabanza. Deseo de dominio y poder.
Cananeos
Gente de Tierras Bajas
Adicciones, perversiones, deseo de complacer a los demás para ser aceptado.
Ferezeo
Pertenencia a un Pueblo
Visión limitada, flojera, desidia, baja autoestima.
Heveos
Pueblerinos
Hedonismo, yolo; living la vida loca. “pasarla bien”
Jebuseos
Trilladores: los que separan la paja del trigo
Legalismo.


Pues bueno, normalmente todos tenemos alguno de estos espíritus rondándonos. algunos nos dominan otros no les hacemos caso porque nos parecen muy absurdos. Por ejemplo a alguien por más triste que esté, el suicidarse no es una opción y ese espíritu no logra dominarlo de entrada. El problema empieza cuando uno de estos logra dominarnos, o hacemos alianza con alguno, después se le juntan los demás. 

Uno no puede vencerlos, debe ser Dios el que los entregue en nuestras manos, pero debemos identificarlos para poder pedirle la victoria. Y, OBVIAMENTE no hacer alianza con ellos, pues pensaremos que podemos controlarlos pero un día nos daremos cuenta que no. 

El pecado nos roba el gozo, nos roba la capacidad de disfrutar la vida en VERDAD. El pecado es un engaño que va creando en tu mente placer momentáneo lo que hace que tu mente y tu corazón se vayan acostumbrando a la felicidad condicionada de las circunstancias. Eso es irreal.  La felicidad verdadera viene de adentro y no de afuera. La felicidad verdadera viene de Dios nada más. 

Por eso Dios aborrece tanto el pecado, porque te engaña, te crea el hábito de depender de las circunstancias y cuando ves no puedes controlar tu ánimo y  eres un esclavo de ello. 
El pecado engaña y cuando quieres dejarlo no puedes, no puedes porque te invade el miedo de perder tu bienestar, tu aparente comodidad y felicidad. Tu mente y tu corazón creen que si renuncian a eso van a sufrir y a ser infelices de por vida, y no es así. 

El pecado es mentira.. y todo lo que trae, excepto las consecuencias es mentira. Todos los aparentes beneficios que te ofrecen son un engaño. 

En este capítulo queda perfectamente representado por los Gabaonitas que haciéndose de astucia, apelando a la misericordia de Josué lo engañan. Así son estos espíritus, se presentan ante ti inofensivos, pequeños, controlables...no son de lo MÁS MALO, al principio como, comer de más, una mentirita piadosa, un coqueteo...etc. Su pan es seco y mohoso (están débiles y cansados), pero no es cierto, una vez que haces alianza con ellos empieza el robo. Es sútil, poco a poco, y pasados los días cuando tu espíritu está desgastado, débil, confundido, incapaz de defenderse atacan con todo y caes y por su puesto que no vas a caer en ese pecado que estás "controlando" te pega por donde no esperabas, porque finalmente estás incapacitado para pelear contra lo que sea.  


No se puede aborrecer el pecado hasta que se ama la verdad y la vida, hasta que se sufre la decepción del mismo; el pecado frente a la verdad deja dolor decepción, heridas... 
O al menos que tu corazón y tu entendimiento sean de otro planeta o que de verdad seas sumamente obediente a Dios y tengas una fe increíble que hace que le creas como niño a Dios toda la verdad que sale de su bendita boca, pero alguien promedio como Israel y algunos de nosotros pues se deja engañar fácilmente por su propia soberbia: "yo lo controlo".

Cuando la verdad se presenta frente a tu pecado...lo odias por haberte dañado tanto... lo aborreces al punto de no querer volver a cometerlo. Y es cuando aparece el verdadero arrepentimiento porque entiendes las consecuencias, la naturaleza, los daños del mismo y simplemente lo aborreces. 

Aborreces aquel pecado que antes te hacía "sentir bien" aquel al que recurrías como respuesta cuando algo no salía bien, tu consuelo, tu deleite, tu fuerza, tu refugio, TU ÍDOLO. Con todo... 

Génesis 4
7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

Y de todas formas Dios juró entregarlos en tus manos por amor a su nombre. Uno no debe dejarse engañar y no debe dejar que todas estas cosas lo dominen y que vayan mermando tu espíritu y tu fortaleza, que viene siendo el gozo. Si el enemigo logra robarte el gozo, estás perdido. NO des lugar al pecado, a ninguno:

"El pecado" no sólo es la impureza sexual o la gula, o asesinar a alguien; es cualquier pensamiento altivo que se levante en contra del conocimiento de Jesús: "ya no puedo más, ya que mas da si lo hago, porque no nos ayudas Dios, ya estoy hart@", etc; la incredulidad, la desidia, el desgane, la flojera, el miedo, el enojo, la frustración...todo eso hay que combatirlo hasta la sangre...


Hebreos 12:44 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;

 El pecado es buscar la felicidad - tu definición de felicidad- por tus propios medios, en tus tiempos, a tu modo en lugar de buscar el modo de Dios...que es real, bueno, agradable, verdadero y perfecto.  Y por haber hecho alianza con los gabaonitas, el pueblo de Israel terminó peleando unas batallas apresuradas pues los reyes amorreos le hicieron la guerra a los de Gabaón. 

miércoles, 2 de marzo de 2016

Josué [Cont] Cap. 9 La astucia de los Gabaonitas.

Astucia de los gabaonitas
9  Cuando oyeron estas cosas todos los reyes que estaban a este lado del Jordán, así en las montañas como en los llanos, y en toda la costa del Mar Grande delante del Líbano, los heteos, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos, 2 se concertaron para pelear contra Josué e Israel. 3 Mas los moradores de Gabaón, cuando oyeron lo que Josué había hecho a Jericó y a Hai, 4 usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores [...]


Los demás Reyes temieron que su suerte fuera a ser igual que la de Jericó y Hai. Pero no los gabaonitas. La Biblia dice que usaron de astucia. Según la RAE astucia significa: 

astuto, ta.
Del lat. astūtus.
1. adj. Agudo, hábil para engañar o evitar el engaño o para lograr artificiosamente cualquier fin.

Así que los gabaonitas, muy listillos ellos se fingieron embajadores. 

[...] y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados,
5 y zapatos viejos y recosidos en sus pies, con vestidos viejos sobre sí; y todo el pan que traían para el camino era seco y mohoso. 6 Y vinieron a Josué al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los de Israel: Nosotros venimos de tierra muy lejana; haced, pues, ahora alianza con nosotros.

Josué y los principales de Israel dudan un poco de si hacer o no alianza con ellos. Así que indagan un poco más sobre quiénes son estos tipos y que es lo que en verdad quieren. Los gabaonitas contestan:


Tus siervos han venido de tierra muy lejana, por causa del nombre de Jehová tu Dios; porque hemos oído su fama, y todo lo que hizo en Egipto, [...]11 Por lo cual nuestros ancianos y todos los moradores de nuestra tierra nos dijeron: Tomad en vuestras manos provisión para el camino, e id al encuentro de ellos, y decidles: Nosotros somos vuestros siervos; haced ahora alianza con nosotros.
12 Este nuestro pan lo tomamos caliente de nuestras casas para el camino el día que salimos para venir a vosotros; y helo aquí ahora ya seco y mohoso. 13 Estos cueros de vino también los llenamos nuevos; helos aquí ya rotos; también estos nuestros vestidos y nuestros zapatos están ya viejos a causa de lo muy largo del camino.


Engañan a  Josué haciendo mención incluso de su Dios, "a causa de Jehová", como diciendo: "Lo reconocemos que es Dios poderoso y nos arrepentimos para que no nos destruya" en lugar de sólo arrepentirse de verdad para que no los destruya. Es más fácil siempre tratar de engañar a los demás y a nosotros mismos presentándonos como buenos seguidores de Jesús. "Yo soy bueno", "yo leo la Biblia", "yo no mato a nadie". Los gabaonitas decidieron que preferían engañar a Dios a arrepentirse de sus malos caminos. Se presentaron ante Josué y trataron de engañarlo, pero si Josué era un hombre que tenía comunicación con Dios y le obedecía pues no iba  a dejarse engañar tan fácilmente, ¿cierto?. 

14 Y los hombres de Israel tomaron de las provisiones de ellos, y no consultaron a Jehová. 15 Y Josué hizo paz con ellos, y celebró con ellos alianza concediéndoles la vida; y también lo juraron los príncipes de la congregación.

Pues chin, una vez más nuestro Josué nos decepciona. Era un hombre esforzado y valiente pero creo que una de sus características es que era confiado. Podemos confiar en Dios siempre pero en nosotros sin él no. Josué tiende siempre a seguir tomando sus propias decisiones cosa que siempre sale mal. Como aquella vez en la que sus espías le dijeron que sólo mandara 3 mil hombres por que Hai "era chiquita". Y terminaron muertos. Es la segunda vez que le pasa esto a Josué, se deja llevar por lo que ve y peor aún por lo que los demás le dicen. Esto nos pasa todo el tiempo como seres hum,anos, a veces no pecamos de soberbia si no de todo lo contrario, a veces no confiamos en Dios pero sí en lo que los demás opinen. Y no necesariamente está mal pero, como en el caso de los gabaonitas ellos sólo velaban por sus propios intereses. "Oye pero querer que no te maten, querer que no te destruyan como a los otros pueblos esta bien no?" Sí pero las cosas se hacen de la manera correcta. La manera correcta es arrepentirte de tu mal camino, no buscar por todos los medios huir de tu responsabilidad con tal de seguir haciendo lo que quieres.  De igual manera, puede atravesarse en tu vida alguien que pretenda sólo obtener lo que quiere y aparentar una imagen de "no tan malo", si aceptas de lo que te ofrece: una amistad, una vida en pareja, un matrimonio, un trabajo, un... lo que sea sin consultar a Dios puedes caer en una triste decepción:

16 Pasados tres días después que hicieron alianza con ellos, oyeron que eran sus vecinos, y que habitaban en medio de ellos. 22 Y llamándolos Josué, les habló diciendo: ¿Por qué nos habéis engañado, diciendo: Habitamos muy lejos de vosotros, siendo así que moráis en medio de nosotros?

Creo que, cuando pasan cosas así, lo de menos son las consecuencias. Lo más feo es el engaño. A nadie le gusta que le vean la cara y, lamentablemente, esto es lo que pasa cuando no consultamos a Dios en nuestras relaciones y en nuestras decisiones. Nosotros podemos estar haciendo una buena acción: hacer alianza, y ellos estar salvando su pellejo. Pero recibir la decepción o el insulto a tu inteligencia, duele y podemos evitarnos esas penas consultando a Dios para todo lo que hagamos. Uno piensa: "soy misericordioso, ¿por qué habrían de engañarme? si me hubieran hablado con la verdad quizá hubiera abogado por ellos delante de mi Dios". Pero la gente no piensa como nosotros, y ni modo. Si quieres vivir decepciones que te lastimen decide tú sólo. Si quieres dejar que Dios te guarde en el hueco de su mano, déjaselo a él.

 24 Y ellos respondieron a Josué y dijeron: Como fue dado a entender a tus siervos que Jehová tu Dios había mandado a Moisés su siervo que os había de dar toda la tierra, y que había de destruir a todos los moradores de la tierra delante de vosotros, por esto temimos en gran manera por nuestras vidas a causa de vosotros, e hicimos esto.

No entendieron que no es que Dios quiera destruirlos arbitrariamente, en estudios pasados hemos visto que es misericordioso, que salva a aquellos que lo reconocen como su Dios y se arrepeinten de lo que han hecho, muestran humildad etc. Es decir, hacen las cosas como Él espera que las hagamos: CORRECTAMENTE. No a través de mentiras y engaños, y mucho menos evadiendo tu responsabilidad. La historia no termina aquí pero el capítulo sí: 

27 Y Josué los destinó aquel día a ser leñadores y aguadores para la congregación, y para el altar de Jehová en el lugar que Jehová eligiese, lo que son hasta hoy.


miércoles, 27 de enero de 2016

Bendiciones de la Obediencia y Josué [Cont] Cap. 8:30 Lectura de la ley en el monte Ebal.

En el post pasado veíamos las maldiciones que se declararon por parte de Jehová a los hijos de Israel las cuales tenían que recitar en el Monte Ebal después de la conquista pasando el Jordán. Llegamos hasta las maldiciones y aprendimos como evitarlas: guardando los estatutos y mandamientos de Jehová y si no los conocemos o entendemos tenemos que pedirle en oración sabiduría y que el nos enseñe cuales son aquellos que es necesario guardar. 

En esta entrada veremos cual es el beneficio de seguirlos y lograr guardarlos además de que te vaya bien en la vida y te evites un sin número de problemas. En Deuteronomio 28 encontramos aquello que se leyó aquel día después de la conquista de Hai. 


28  Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.
2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.
3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.
4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.
5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.
6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.
7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti.
8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.
9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos.
10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán.
11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.
12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.
13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas,
14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles.

3 No importa a donde vayas, si al campo o la ciudad Él estará contigo y tu serás feliz.

4 Tus hijos, tu trabajo y hasta lo que poseas se verá beneficiado.

5 Tus alimentos y tus negocios.

6 Cuando salgas y cuando llegues a tu destino saldrá bien. Además contarás con la sabiduría de saber a donde ir y cuando.

7 Jehová siempre te defenderá, hará brillar tu derecho y saldrás victorioso frente a tus enemigos y tú nisiquiera tendrás que luchar contra ellos, simplemente hacer lo que te toca: guardar los estatutos de Jehová. 

8 Todo lo que tengas será prospero. Ojo prosperidad no significa DINERO ni riquezas materiales como casa y coches, o no necesariamente. La prosperidad significa que si necesitas para comer, siempre tendrás no que habrá tanta comida de todo tipo que te puedas pasártela sentado tragando como cerdito engordando y engordando. La prosperidad significa que todo te salga bien, o mejor dicho que a pesar de escasez o abundancia tu puedas estar equilibrado de manera que no entres en conflictos. 

9 Si guardas sus estatutos Dios va a declararte como parte suya, "Yo soy el Dios de Abraham" no se avergonzará de ti si guardas sus estatutos antes bien mejor dirá: "Yo soy el Dios de [tu nombre aquí]". Esto a mí me parece increíble, pues nuestro nombre no es digno de nada y mucho menos de que Dios mismo lo mencione.

10 Cuando uno guarda sus mandamientos y se comporta haciendo el bien, siendo coherente, hablando con verdad, practicando la virtud no sólo se vuelve uno más sabio. Esto hace que la gente te respete. También cuando tus enemigos han sido vencidos por el propio Dios que te defiende prefieren dejarte en paz y no volverse a meter contigo.
11 "Sobreabundar en bienes" otra vez, no confundir el dinero con bendición de Dios. El dinero es un invento del hombre en donde principalmente se utiliza un objeto equis (hoy en día hasta virtual) como medio de intercambio de valores. "oye pero necesito dinero para comprar bienes"... la palabra bien debería definir estas cosas que compramos con dinero, pero  yo no las veo como un "bien". La mayoría de ellas son cosas que ni siquiera necesitamos otras sólo nos entretienen, la comida es un bien pero mucha de ella en la actualidad nos hacen más mal que bien con tanto químico en su composición. Habría que reevaluar a qué y por qué le llamamos "bien". Si usted se enoja porque Dios no va a darle muchos millones si lo obedece, puede cerrar este blog, la Biblia y también las puertas del cielo de una vez. "Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios." (Marcos 10:25) "Oye yo soy rico y soy salvo". Qué bueno, quiere decir que sabe dominar su corazón de malgastarlo en placeres y su lucha debe ser enorme felicidades lo ha conseguido. Además tendrá usted muy claro que su seguridad no depende del dinero, ni su salud, ni su vida, ni su felicidad sino de Dios y que si mañana no tuviera un peso igual seguiría alabándolo, amándolo y obedeciéndolo. Y que por lo tanto su dinero está a total disposición de Dios para darlo, invertirlo, o prestarlo por su designio y no el de la gente o sus propios deseos. No quiere decir que si uno es pobre deba llegar a ser rico si obedece a Dios o que ser rico sea una bendición. Va a ser usted feliz, estar en paz, sin faltarle nada independientemente del dinero esa es la bendición. 

12 Esto anterior queda más claro cuando dice que prestarás a muchas naciones, si Dios nos da abundancia no es para acumularla es para compartirla. "¿Tengo que darle mi dinero a los pobres?" Me sonaría un poco ilógico que si estamos diciendo que el dinero prácticamente no es de Dios y que Dios no piensa hacer ricos a los pobres pedirle a alguien lo anterior. Habrá ocasiones en que sí se necesite tal cual darlo pero no a los pobres, tal vez en alguna obra o algún intercambio de bienes. Como comprar comida o cobijas y darla a los que la necesitan o pagar algun servicio (un doctor o algo) para alguien en necesidad. Porque incluso solo darlo me parece un poco lejano e indiferente y no es algo que parezca que Dios pida. Amar a tu prójimo como a ti mismo no es darle dinero, es involucrarte y tener compasión. De todas formas cada caso será distinto y necesitará de una acción muy específica que sólo Dios puede definir. SIEMPRE HAY QUE PREGUNTARLE que quiere que nosotros hagamos dar dinero o prestarlo, pagar el servicio, comprar el bien y darlo o qué... sólo Dios puede decidir que hacer en cada caso y qué es lo que conviene. Todas nuestras decisiones debemos ponerlas en sus manos para que él nos ilumine y no erremos. 

El problema de la prosperidad es que nuestro concepto y el suyo discrepan. Para Él nuestra felicidad comprende: libertad, paz, virtud, felicidad, sabiduría, amor y sobriedad. Ya que todo esto te evita problemas, errores, decepciones, heridas en el corazón y físicas. Y para nosotros la prosperidad significa dinero, casas, coches, "tranquilidad" en el aspecto de que si quiero tener algo (salud, amigos, educación, trabajo, diversión) lo podré conseguir si pago por ellos y no tener deudas, leemos: "paz, amor..." y nos encontramos diciendo: "ay no que hueva yo si quiero casas y coches y ropa bonita y vacaciones". 



No quiere decir que Dios aborrezca estas cosas, simplemente Él sabe qué es lo que te va a desviar del camino y que no va afectarte si te lo da. Dirá a algunas cosas "Ok" y a otras muchas: "Lo siento eso NO." Todo por tu BIEN. Él concederá las peticiones de tu corazón, aquellas que realmente te hagan feliz, no aquellas que te aprisionen más o te metan a círculos viciosos. Si tu deseo, por ejemplo, es tener dinero para salir de vacaciones a lugares lujosos deberías pensar más a fondo si es en serio o muy dentro de ti es sólo por presumir o por compensar algún trauma o herida en tu identidad: "nadie me reconoce mis logros y yo lo haré solito, les mostraré que valgo" es decir, no hay necesidad de las vacaciones lujosas; es algo que tú creaste en tu cabeza por causa de una necesidad muy diferente: ser amado y reconocido. Crees que lo disfrutas pero quizá sólo ahonda más la herida o el trauma y una vez complacidas unas, necesitas vacaciones cada vez MÁS lujosas o con otras características con las que intentas decirte a ti mismo que vales. Así que terminas no disfrutando unas porque ya estás pensando como mejorar las próximas. Esas cosas son las que Jesús intenta arrancar de tu ser pues nunca van a dejarte disfrutar realmente de la vida. ¿Te enojas? ¿No soportas la idea de no tener grandes riquezas? Es normal, es natural, nos han metido la idea de que el dinero es totalmente necesario para casi todo; sin embargo ese "casi todo" es un mismo invento para estar dentro de un círculo vicioso sin salida, pero Jesús es la verdad. Puede que hoy te enojes pero si perseveras en sus mandamientos, su camino, en conocerlo, la felicidad está garantizada. Así mismo la sabiduría para entender todo esto arrancándonos esas vendas en los ojos y en el pensamiento que han nublado esa libertad de vivir sin el dinero y otras cosas innecesarias.  


"Entonces, ¿no le pido nada? Si lo que necesito es dinero para salir de mis problemas no le pido dinero? No dice que pida y se me dará? ¿no dice que tenga fe y las cosas serán hechas? No entiendo nada"

Hay muchos temas aquí, lo que sé yo en mi experiencia es que a veces uno cree que el dinero es lo que va a resolver tus problemas, pagar una deuda por ejemplo y entonces estar tranquilo para siempre. Ahí una vez más le estamos atribuyendo la paz y tranquilidad al dinero (pagar la deuda) que a Dios. Si seguimos por este camino y nos diera el dinero esa intranquilidad buscaría otra vía de escape y sería el cuento de nunca acabar si Dios fuera sólo tapando fugas. Mejor se dedica a arrancar el problema de tajo. En Apocalipsis 3:17 leemos: 

15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente!
16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

También hay que evaluar esas deudas, si fueron para tonterías innecesarias o superficiales bueno, dejemos de atribuirle nuestra felicidad a esas cosas materiales y hagámoslo en Dios, veremos como las deudas cesan ¬¬ . Pero si en alguna ocasión pedir un préstamo fue la única forma en la que resolvimos un problema inesperado y ahora eso nos martiriza porque no podemos librarnos de ella, no es la deuda lo que nos martiriza son otras 10 mil cosas de carga emocional y de identidad que no sabemos que tenemos, hay que acercarse en oración a Jesús pidiéndole que nos muestre y nos revele nuestro corazón para poder entregarle esos problemas y él los elimine. 

A veces en eso consisten las pruebas: una enfermedad, una deuda, escasez, soledad, desempleo, en que nos demos cuenta que lugar ocupan en nuestra vida, qué en realidad significan para nosotros y como nada de eso es ni será nunca más importante que Dios y que nuestra vida eterna. Debemos, en oración, recordarnos  nosotros mismos quién está en control, decirle de qué tenemos necesidad (él ya lo sabe) para recordarnos a nosotros mismo que Él provee, Él sana, Él es el amor, Él es suficiente y pedirle de su gracia para que nos ayude a comprender todo esto más que para que nos resuelva el problema. Al mismo tiempo cuando se lo entregamos nos podrá mostrar cosas de su carácter y el verdadero significado de su bendición: si estás enfermo puede sanarte y te muestra su poder; o si estás enfermo y decide no sanarte puede ser para mostrarte como aún sin salud Él es suficiente para tu tranquilidad y felicidad; incluso para que entiendas que este cuerpo es pasajero y que la corona de vida eterna vale mucho más que esto. No sé, son muchas cosas que Él comunica cuando estamos en una prueba pues la causa de la situación en la que nos encontremos nunca será la misma que la de nuestro prójimo por eso es un Dios personal, tienes que preguntarle pedirle guía, dirección y sabiduría para entenderlo.

Nunca hay que confundir una prueba con las consecuencias de nuestras propias decisiones erradas. Por eso hay que conocer sus estatutos y pedirle que nos los muestre así sabremos si fue nuestra propia decisión la que nos metió en un problema o Dios quiere enseñarnos algo ya sea de su carácter o una lección a aprender. No deducirlo nosotros, preguntarle.

Es muy dura la palabra de Dios en cuanto al amor al dinero, y en cuanto a desear más las cosas materiales que su reino.




No vamos a comprender nunca como es que estar enfermo o pobre es algo "bueno", o cosas parecidas si no lo conocemos a ÉL si no conocemos y asimilamos que Dios es bueno siempre. Jamás entenderemos sus pruebas, sus propósitos y su bendición sin conocerlo. Pero una vez que lo conocemos estás cosas son ya claras y las aceptamos por que sabemos que es bueno, y hemos visto y vivido su bendición; conocemos esa paz, ese amor, y esa felicidad. 


miércoles, 20 de enero de 2016

Josué [Cont] Cap. 8:30 Lectura de la ley en el monte Ebal.



30 Entonces Josué edificó un altar a Jehová Dios de Israel en el monte Ebal,
31 como Moisés siervo de Jehová lo había mandado a los hijos de Israel, como está escrito en el libro de la ley de Moisés, un altar de piedras enteras sobre las cuales nadie alzó hierro; y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová, y sacrificaron ofrendas de paz.


¿Cómo lo había mandado Moisés? ¿Cuándo? ¿En dónde?. En Deuteronomio encontramos:

Deuteronomio 11:29 29 Y cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra a la cual vas para tomarla, pondrás la bendición sobre el monte Gerizim, y la maldición sobre el monte Ebal [...]


Me llamó mucho la atención cuando leí estos versículos de la maldición y de la bendición que Jehová les había prometido. Incluso le comenta a Moisés que Él ya sabe que Israel va a irse tras otros dioses, que no van a hacerle caso del todo, salvo algunos y le da también un cántico para que se lo haga saber al pueblo de Israel a ver si así recapacitan y deciden al final no rebelarse. Nosotros conocemos el resto de la historia, lamentablemente Israel desestima las advertencias y mandatos de Jehová con respecto a los pueblos que habitaban la Tierra Prometida. Se mezclan con ellos, los dejan vivir y se anexan a sus costumbres politeístas, insultando a Jehová. Poniendo a dioses de piedra y madera a la altura del Dios creador ese físico-matemático-ético todólogo del Universo...

Bendiciones de la Tierra Prometida

8 Guardad, pues, todos los mandamientos que yo os prescribo hoy, para que seáis fortalecidos, y entréis y poseáis la tierra a la cual pasáis para tomarla;
9 y para que os sean prolongados los días sobre la tierra [...]
12 tierra de la cual Jehová tu Dios cuida; siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin.
13 Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,
14 yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite.
15 Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás.
16 Guardaos, pues, que vuestro corazón no se infatúe, y os apartéis y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos;
17 y se encienda el furor de Jehová sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis pronto de la buena tierra que os da Jehová.

Lo interesante de esto es que, ya que Dios no cambia, es uno solo, las promesas de bendición siguen vigentes, también las de maldición. Jehová nos enseña aquí como podemos asegurarnos tomar esas bendiciones: 

  • Obedeciendo cuidadosamente sus mandamientos. (13)
  • Amándolo y sirviéndole con todo tu corazón. (13)
  • Cuidando de no volvernos orgullosos y arrogantes (16)

Ya sabemos que obedecer va en la adoración, amarlo en conocerlo y la alabanza y la acción de gracias nos evita volvernos orgullosos y arrogantes. El estudio bíblico nos ayuda a conocerlo. 

El versículo 15 habla de algo maravilloso: Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás. Algo que es difícil de lograr en estos tiempos es la satisfacción. Vivimos en un mundo bombardeado por listas de cualidades, actividades, características que según el mundo se deben cumplir para ser o no ser. "15 cosas que las verdaderas mujeres deben saber", "10 cosas que sólo la gente libre y feliz hacen" etc. Jehová promete dentro de esta bendición que si sigues los puntos anteriores estarás satisfecho. También advierte que si te vuelves orgulloso y arrogante, Él personalmente cerrará "los cielos" y su bendición no será más para ti. 


18 Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos.19 Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes,20 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas;21 para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos [...] como los días de los cielos sobre la tierra.


No en balde Jehová sugiere -más bien ordena- que sus palabras y sus mandamientos los tengas siempre presente. Atarlas a tus manos como señal es un simbolismo de tu conducta y de que esta debe estar regida por sus mandamientos. Todo lo que hagas, "las obras de tus manos", debe de estar alineado con sus estatutos.  "y serán por frontales entre vuestros ojos" esto significa que mires con sus ojos, que tu filtro para decidir por donde vas, para juzgar, para planear tu futuro sean sus estatutos y mandamientos. 

Debes enseñarlas a tus hijos para que ellos también puedan escoger bien su camino y tengas así mismo esta bendición y a su vez se la enseñen a sus hijos y la bendición se extienda por generaciones. El pueblo de Israel que había presenciado la liberación de Egipto y los milagros que Jehová realizó para ellos, tenía presente todo esto, sin embargo cuando Moisés subió al monte 40 días, al bajar se dió cuenta que ya habían hecho un becerro de oro para adorarlo. Así que iba a ser todavía más difícil que sus hijos que no habían visto esos milagros lo conocieran y lo reconocieran como su Dios. Por eso es importante contar sus obras -alabarlo- y más aún contárselas a nuestros hijos para que sepan quien es Dios y lo amen como nosotros lo amamos. En todo momento, a demás de tu momento especial para tu estudio bíblico y de conexión con Dios, debes meditar en ella día y noche. Un momento de distracción puede apartarte del buen camino sin percatarte de ello. " y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas;" Serán aquello que sustente tu casa, que la edifique, que sea el soporte de tu familia pues de otra forma está va a terminar quebrándose si el amor, la verdad, la justicia no están presentes. El amor, la justicia, la equidad, la paz todas estas cosas y más, están declaradas en sus mandamientos y estatutos.

Así que incluso sin lograr interpretar lo anterior lo deja claro: 

26 He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición:
27 la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy,
28 y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido.
29 Y cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra a la cual vas para tomarla, pondrás la bendición sobre el monte Gerizim, y la maldición sobre el monte Ebal,
30 los cuales están al otro lado del Jordán,.[...]
32 Cuidaréis, pues, de cumplir todos los estatutos y decretos que yo presento hoy delante de vosotros.
La bendición si escuchas y haces; La maldición si escuchas y decides no hacerlo. Así como el hermano de Jesús dijo también: Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. (Santiago 1:22)

La maldición.

11 Y mandó Moisés al pueblo en aquel día, diciendo:
12 Cuando hayas pasado el Jordán, éstos estarán sobre el monte Gerizim para bendecir al pueblo: Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín.
13 Y éstos estarán sobre el monte Ebal para pronunciar la maldición: Rubén, Gad, Aser, Zabulón, Dan y Neftalí.
14 Y hablarán los levitas, y dirán a todo varón de Israel en alta voz:
15 Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición, abominación a Jehová, obra de mano de artífice, y la pusiere en oculto. Y todo el pueblo responderá y dirá: Amén.
16 Maldito el que deshonrare a su padre o a su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén.
17 Maldito el que redujere el límite de su prójimo. Y dirá todo el pueblo: Amén.
18 Maldito el que hiciere errar al ciego en el camino. Y dirá todo el pueblo: Amén.
19 Maldito el que pervirtiere el derecho del extranjero, del huérfano y de la viuda. Y dirá todo el pueblo: Amén.
20 Maldito el que se acostare con la mujer de su padre, por cuanto descubrió el regazo de su padre. Y dirá todo el pueblo: Amén.
21 Maldito el que se ayuntare con cualquier bestia. Y dirá todo el pueblo: Amén.
22 Maldito el que se acostare con su hermana, hija de su padre, o hija de su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén.
23 Maldito el que se acostare con su suegra. Y dirá todo el pueblo: Amén.
24 Maldito el que hiriere a su prójimo ocultamente. Y dirá todo el pueblo: Amén.
25 Maldito el que recibiere soborno para quitar la vida al inocente. Y dirá todo el pueblo: Amén.
26 Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: Amén.
Así que cuidemos de : 
15  No ser idólatras. La moderna idolatría involucra al dinero, la fama, el trabajo y cualquier otra cosa que usted crea que le dará seguridad y felicidad que no sean Dios.
16  No insultar a nuestros padres, abandonarlos, culparlos, odiarlos etc.
17  No cohartar libertades, ser injustos con la gente.
18  Ser indiferentes ante las necesidades de los otros, meterlos en problemas por malos consejos o por falta de consejos.
19  Aprovecharse de las condiciones de los grupos vulnerables para beneficio propio o peor aun por simple saña.
20  El adulterio, la fornicación, el desear algo de tu prójimo. ¿Por qué? Cuando esto pasa no hay amor involucrado. Es decir, es poco probable que ames a la mujer de tu padre por ella misma, lo más probable es que sea por algún issue que tienes con tu papá (o mamá) algo que te liga a tu papá pero que se representa por su mujer. Estas situaciones van a causar más problemas que beneficios. 
21  La zoofilia. La gente cree que este es un hecho muy antiguo y que no pasa, o que sería rarísimo encontrarlo. La verdad es que no. El hecho de que no se reporten en las revistas o periódicos no significa que no se haga. Sin embargo ha habido múltiples casos, como aquel de la orangutana que fue rescatada en Borneo de la prostitución. O el caso de las chicas en Monterrey que participaban en una agencia de pornografía zoofilica. Una vez me preguntaron algo como: "pero y qué? Esas leyes tan antiguas todavía aplican?" Pues nada ha cambiado, el ser humano sigue cometiendo las mismas aberraciones que antes. Hay una cosa que hay que saber, estas cosas no están prohibidas por que Dios sea un "aguafiestas", o porque en tiempos antiguos eran todos muy conservadores. Están clasificadas como conductas de destrucción. Conductas que te dañan a ti y a otros. Todo lo "prohibido" por Dios es prohibido para tu beneficio y el de los que te rodean, no por capricho de Él. Generalmente todo lo que Él prohibe está arraigado en falta de amor (falta de Dios) y falta de conocimiento (falta de temor a Dios) o simple arrogancia. A Dios lo que le interesa es tu felicidad y tu seguridad por eso pone lineamientos que garanticen lo anterior. 
22 y 23 hablan de todas estas relaciones que se dan por venganzas, por mimetismo, por envida, por odio, por falta de atención...porque no sólo reflejan tu soledad y tu mal estado espiritual si no que ahondan las heridas e incrementan la autodestrucción y la destrucción de tu entorno. 
24 Mentir, engañar, ser indiferente al dolor y sufrimiento de los demás. Ser indiferentes al mal! El mal debe de ponernos alerta, cuando lo veamos pasar huir y no querer ser partícipes de ello. 
25 Este es clarísimo, estimar más valioso un bien material que la vida de un hombre inocente... es declararle la guerra al bien. Es exterminar lo bueno de tu propio mundo para perjuicio tuyo. 

Amén significa: Que así sea.


Hay que leer sus mandamientos y ponerlos por obra. Así mismo hay estatutos de Dios que no están tan explícitos como quisiéramos o su equivalente al día de hoy nos es un poco confuso. Debemos conocerlos bien para que no erremos y creamos que no lo estamos haciendo mal, o mucho peor cometer errores de interpretación y entonces volvernos legalistas extremistas y locos. El Salmo 119 trae versos que nos ayudan a salir de este agujero de conocimiento. Este salmo habla de esas veces que estamos en aflicción , pero que el seguir sus mandamientos nos recuerda también la bendición que viene con ello. Esto te da fuerzas y te sustenta, no importa que todo indique que va salir pésimo, la palabra de Dios no puede ser invalidada. Si Él dice, eso se hace, si el dice que serás bendecido si guardas sus mandamientos ASÍ SERÁ. Así que el autor de este Salmo se enfoca mucho también en pedirle a Dios sabiduría y entendimiento para comprender todo aquello que hay que hacer y aquello que no hay que hacer de forma que podamos alcanzar la bendición, "Enséñame tú Jehová tus mandamientos para que yo los guarde". Que increíble poder pedirle todo el tiempo que nos enseñe y nos explique lo que Él espera de nosotros para que podamos hacerlo y obtener las bendiciones. 

A continuación todos los versos de este Salmo 119 que mencionan "ENSÉÑAME TÚ JEHOVÁ", para poder pedirlo en oración:

8 Tus estatutos guardaré;
No me dejes enteramente.

9 ¿Con qué limpiará el joven su camino?
    Con guardar tu palabra.
10 Con todo mi corazón te he buscado;
No me dejes desviarme de tus mandamientos.
11 En mi corazón he guardado tus dichos,
Para no pecar contra ti.
12 Bendito tú, oh Jehová;
Enséñame tus estatutos.


15 En tus mandamientos meditaré;
Consideraré tus caminos.
16 Me regocijaré en tus estatutos;
No me olvidaré de tus palabras.

17 Haz bien a tu siervo; que viva,
    Y guarde tu palabra.
18 Abre mis ojos, y miraré
Las maravillas de tu ley.
19 Forastero soy yo en la tierra;
No encubras de mí tus mandamientos.

23 Príncipes también se sentaron y hablaron contra mí;
Mas tu siervo meditaba en tus estatutos,
24 Pues tus testimonios son mis delicias
Y mis consejeros.

25 Abatida hasta el polvo está mi alma;
    Vivifícame según tu palabra.
26 Te he manifestado mis caminos, y me has respondido;
Enséñame tus estatutos.
27 Hazme entender el camino de tus mandamientos,
Para que medite en tus maravillas.


33 Enséñame, oh Jehová, el camino de tus estatutos,
    Y lo guardaré hasta el fin.
34 Dame entendimiento, y guardaré tu ley,
Y la cumpliré de todo corazón.
35 Guíame por la senda de tus mandamientos,
Porque en ella tengo mi voluntad.
36 Inclina mi corazón a tus testimonios,
Y no a la avaricia.
44 Guardaré tu ley siempre,
Para siempre y eternamente.
45 Y andaré en libertad,
Porque busqué tus mandamientos.

54 Cánticos fueron para mí tus estatutos
En la casa en donde fui extranjero.

62 A medianoche me levanto para alabarte
Por tus justos juicios.
64 De tu misericordia, oh Jehová, está llena la tierra;
Enséñame tus estatutos.

66 Enséñame buen sentido y sabiduría,
Porque tus mandamientos he creído.

68 Bueno eres tú, y bienhechor;
Enséñame tus estatutos.

73 Tus manos me hicieron y me formaron;
    Hazme entender, y aprenderé tus mandamientos.


105 Lámpara es a mis pies tu palabra,
    Y lumbrera a mi camino.
108 Te ruego, oh Jehová, que te sean agradables los sacrificios voluntarios de mi boca,
Y me enseñes tus juicios.

124 Haz con tu siervo según tu misericordia,
Y enséñame tus estatutos.
125 Tu siervo soy yo, dame entendimiento
Para conocer tus testimonios.
126 Tiempo es de actuar, oh Jehová,
Porque han invalidado tu ley.
127 Por eso he amado tus mandamientos
Más que el oro, y más que oro muy puro.

135 Haz que tu rostro resplandezca sobre tu siervo,
Y enséñame tus estatutos.

147 Me anticipé al alba, y clamé;
Esperé en tu palabra.
148 Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche,
Para meditar en tus mandatos.

169 Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová;
    Dame entendimiento conforme a tu palabra.
171 Mis labios rebosarán alabanza
Cuando me enseñes tus estatutos.



Todo el Salmo vale la pena, pero aquí puse sólo los highlights de este tema de hoy.


jueves, 7 de enero de 2016

Josué [Cont] Cap. 8 La toma de Hai.

Jehová dijo a Josué: No temas ni desmayes; toma contigo toda la gente de guerra, y levántate y sube a Hai. Mira, yo he entregado en tu mano al rey de Hai, a su pueblo, a su ciudad y a su tierra.2 Y harás a Hai y a su rey como hiciste a Jericó y a su rey; sólo que sus despojos y sus bestias tomaréis para vosotros. Pondrás, pues, emboscadas a la ciudad detrás de ella.

Una vez aclarado lo de Acán, Jehová continúa el cumplimiento de la promesa con Josué de entregarle la Tierra Prometida. Le da una vez más, instrucciones de como tiene que dirigirse para obtener  aquello que Jehová les ha preparado.


3 Entonces se levantaron Josué y toda la gente de guerra, para subir contra Hai; y escogió Josué treinta mil hombres fuertes, los cuales envió de noche.
4 Y les mandó, diciendo: Atended, pondréis emboscada a la ciudad detrás de ella; no os alejaréis mucho de la ciudad, y estaréis todos dispuestos.5 Y yo y todo el pueblo que está conmigo nos acercaremos a la ciudad; y cuando salgan ellos contra nosotros, como hicieron antes, huiremos delante de ellos.
6 Y ellos saldrán tras nosotros, hasta que los alejemos de la ciudad; porque dirán: Huyen de nosotros como la primera vez. Huiremos, pues, delante de ellos
7 Entonces vosotros os levantaréis de la emboscada y tomaréis la ciudad; pues Jehová vuestro Dios la entregará en vuestras manos.

8 Y cuando la hayáis tomado, le prenderéis fuego. Haréis conforme a la palabra de Jehová; mirad que os lo he mandado.

Era muy fácil, la emboscada tenía que quedarse detrás de la ciudad y esperar que Hai saliera contra Josué y el resto del ejército para dejar la ciudad vacía y atacar.


9 Entonces Josué los envió; y ellos se fueron a la emboscada, y se pusieron entre Bet-el y Hai, al occidente de Hai; y Josué se quedó aquella noche en medio del pueblo.
10 Levantándose Josué muy de mañana, pasó revista al pueblo, y subió él, con los ancianos de Israel, delante del pueblo contra Hai.
11 Y toda la gente de guerra que con él estaba, subió y se acercó, y llegaron delante de la ciudad, y acamparon al norte de Hai; y el valle estaba entre él y Hai.




13 Así dispusieron al pueblo: todo el campamento al norte de la ciudad, y su emboscada al occidente de la ciudad, y Josué avanzó aquella noche hasta la mitad del valle.
14 Y aconteció que viéndolo el rey de Hai, él y su pueblo se apresuraron y madrugaron; y al tiempo señalado, los hombres de la ciudad salieron al encuentro de Israel para combatir, frente al Arabá, no sabiendo que estaba puesta emboscada a espaldas de la ciudad.


15 Entonces Josué y todo Israel se fingieron vencidos y huyeron delante de ellos por el camino del desierto.
16 Y todo el pueblo que estaba en Hai se juntó para seguirles; y siguieron a Josué, siendo así alejados de la ciudad.
17 Y no quedó hombre en Hai ni en Bet-el, que no saliera tras de Israel; y por seguir a Israel dejaron la ciudad abierta.


18 Entonces Jehová dijo a Josué: Extiende la lanza que tienes en tu mano hacia Hai, porque yo la entregaré en tu mano. Y Josué extendió hacia la ciudad la lanza que en su mano tenía.
19 Y levantándose prontamente de su lugar los que estaban en la emboscada, corrieron luego que él alzó su mano, y vinieron a la ciudad, y la tomaron, y se apresuraron a prenderle fuego.
20 Y los hombres de Hai volvieron el rostro, y al mirar, he aquí que el humo de la ciudad subía al cielo, y no pudieron huir ni a una parte ni a otra, porque el pueblo que iba huyendo hacia el desierto se volvió contra los que les seguían.
21 Josué y todo Israel, viendo que los de la emboscada habían tomado la ciudad, y que el humo de la ciudad subía, se volvieron y atacaron a los de Hai.
22 Y los otros salieron de la ciudad a su encuentro, y así fueron encerrados en medio de Israel, los unos por un lado, y los otros por el otro. Y los hirieron hasta que no quedó ninguno de ellos que escapase.

Mis dibujos no son los mejores pero este capítulo solía causarme confusión y creo que las ilustraciones lo hacen más fácil de leer.  :) Finalmente al obtener la victoria, se realiza una lectura de la ley en el Monte Ebal. 

El Monte Ebal se encuentra en Palestina en la ciudad de Naplusa. El valle de Naplusa se forma gracias a estos dos montes: Ebal por el lado norte  y Gerizim por el lado sur. En Deuteronomio 27 Jehová mandó a Moisés que diera a los israelitas instrucciones sobre qué hacer cuando conquistaran la Tierra Prometida. 

Deuteronomio
27 Ordenó Moisés, con los ancianos de Israel, al pueblo, diciendo: Guardaréis todos los mandamientos que yo os prescribo hoy.
2 Y el día que pases el Jordán a la tierra que Jehová tu Dios te da, levantarás piedras grandes, y las revocarás con cal;
3 y escribirás en ellas todas las palabras de esta ley, cuando hayas pasado para entrar en la tierra que Jehová tu Dios te da, tierra que fluye leche y miel, como Jehová el Dios de tus padres te ha dicho.
4 Cuando, pues, hayas pasado el Jordán, levantarás estas piedras que yo os mando hoy, en el monte Ebal, y las revocarás con cal;
5 y edificarás allí un altar a Jehová tu Dios, altar de piedras; no alzarás sobre ellas instrumento de hierro.
6 De piedras enteras edificarás el altar de Jehová tu Dios, y ofrecerás sobre él holocausto a Jehová tu Dios;
7 y sacrificarás ofrendas de paz, y comerás allí, y te alegrarás delante de Jehová tu Dios.
8 Y escribirás muy claramente en las piedras todas las palabras de esta ley.
9 Y Moisés, con los sacerdotes levitas, habló a todo Israel, diciendo: Guarda silencio y escucha, oh Israel; hoy has venido a ser pueblo de Jehová tu Dios.
10 Oirás, pues, la voz de Jehová tu Dios, y cumplirás sus mandamientos y sus estatutos, que yo te ordeno hoy.


Me encanta cuando la arqueología confirma los hechos de la Biblia, aunque siempre saldrá alguno a decir que todo es un error y que no es cierto que el altar, los vestigios de la ciudad, y que el hecho de que este monte funcione como anfiteatro natural confirmen los hechos descritos en la Biblia. Nosotros confiamos en Dios no sólo por lo que viene en la Biblia, pues sabemos que su palabra es verdad, pero más aún, sabemos que es real por lo que ha hecho en nuestras vidas y aunque alguien diga que la evidencia en realidad no prueba nada (siendo que ahí está la evidencia) pues no nos afecta en el conocimiento de Dios pues sabemos que es verdad lo que ahí está escrito y el encontrar restos y evidencia arqueológica sólo confirma lo que ya sabíamos. Además debemos recordar que si no se acepta cierta información respecto a la historia de la conquista de Canaán es por fines políticos.

Aceptar que todo eso ocurrió es confirmar que esa tierra es de los judíos y por lo tanto darles como "permiso" o justificar su guerra, y nadie quiere eso. Esto es un riesgo político y al mismo tiempo le daría autoridad política a Israel para tomar esa tierra de regreso clamando que Jehová se las dió, haciendo una vez más lo que se les pega la gana en lugar de preguntarlea Jehová que quiere Él; cometiendo más y más injusticias, haciendo imposible que todos de forma unánime acepten la verdad por conflictos políticos y claro, también religiosos. Pero bueno siguiendo con esto, un arqueólogo Israelí encontró, excavando en este monte una cosa parecida a un altar, restos de huesos y cremaciones animales así como cerámica. Lo cual lo llevó a identificar estos restos como el altar que Jehová manda a Moisés que se edifique cuando se atraviese el Jordán y conquisten estas tierras. 

Así mismo Josué cumple con las instrucciones siguientes:
30 Entonces Josué edificó un altar a Jehová Dios de Israel en el monte Ebal,
31 como Moisés siervo de Jehová lo había mandado a los hijos de Israel, como está escrito en el libro de la ley de Moisés, un altar de piedras enteras sobre las cuales nadie alzó hierro; y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová, y sacrificaron ofrendas de paz.
32 También escribió allí sobre las piedras una copia de la ley de Moisés, la cual escribió delante de los hijos de Israel.
Lo cual fue encontrado en estos vestigios y el reporte se puede leer aquí. El monte Ebal funciona como un anfiteatro natural ( en el apartado "Joshua at Shechem"), es decir que si alguien se ponía en el monte, abajo en el valle se podían escuchar claramente las palabras que se decían, de esta forma se hizo la lectura de la ley, las bendiciones y maldiciones que Jehová le dió a Moisés (que a su vez las dió a Josué) para que fueran pronunciadas en aquel día:

33 Y todo Israel, con sus ancianos, oficiales y jueces, estaba de pie a uno y otro lado del arca, en presencia de los sacerdotes levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, así los extranjeros como los naturales. La mitad de ellos estaba hacia el monte Gerizim, y la otra mitad hacia el monte Ebal, de la manera que Moisés, siervo de Jehová, lo había mandado antes, para que bendijesen primeramente al pueblo de Israel.
34 Después de esto, leyó todas las palabras de la ley, las bendiciones y las maldiciones, conforme a todo lo que está escrito en el libro de la ley.
35 No hubo palabra alguna de todo cuanto mandó Moisés, que Josué no hiciese leer delante de toda la congregación de Israel, y de las mujeres, de los niños, y de los extranjeros que moraban entre ellos.

El Valle -actual- de Siquem entre el monte Gerizim (izquierda) y Ebal (derecha). 
Vale mucho la pena leer las bendiciones y las maldiciones que se pronunciaron en ese Monte aquel día, pues la palabra de Dios seguirá vigente por siempre; Podemos transportarlas hasta el día de hoy y hacerlas nuestras, así como las maldiciones. Así que, sabiendo que se quiere recibir y que se quiere evitar hagamos lo propio, se encuentran el Deuteronomio 27:11-26 y Deuteronomio 28:14. En el post siguiente las leeremos y comentaremos sobre ellas.